Biografia Martha Carpe

Martha Carpe siempre necesitó sublimar su dolor. De niña escribía poemas que guardaba los sitios más recónditos de su habitación. Desde que aprendió a escribir, empezó a usar las palabras como arma, como antídoto. La lectura y la música le transportaban a mundos en los que sí quería vivir, pues este siempre se le hizo bola. Martha era como una niña con un impermeable amarillo y una flor en la mano, rodeada nubes de grises, lluvia y truenos. Nunca quiso soltar la flor. A medida que fue creciendo, fue descubriendo nuevas formas de sublimar, siempre de la mano de la autogestión y del autodesarrollo.

Y llegó la música. Acabó echándose la guitarra al hombro y recorriendo con sus canciones, pero sobretodo con sus mensajes, todas las pequeñas salas de Madrid. Que más adelante serían las de otras muchas ciudades y salas no tan pequeñas, como el día de la presentación de su primer disco, cuando el Café Berlín estaba a reventar. Ese día Martha agarraba la flor más fuerte que nunca.
Su primer EP “Descalza” salió en noviembre de 2019 gracias a un Crowdfunding en el que participaron cientos de personas para hacerlo realidad.
Ahora que es una realidad, Martha quiere plantar más flores. Su mensaje al principio era sólo para ella, pero ahora es del aire. Reivindica sobretodo la salud mental, habla de su vacío existencial y crea un sentimiento de comunidad entre sus oyentes, entre los que se crea una sinergia curativa y
pura.

Muchas de sus canciones están grabadas y producidas desde su homestudio, ya que Martha es inversora de su propia “empresa” y muchas veces no puede ser todo lo guay que quisiera. En fin, que yo soy Martha Carpe, se nota que este texto lo estoy escribiendo yo. Me gusta producir en mi homestudio porque nadie me molesta y no tengo que pagar a nadie por algo que -sinceramente- no voy a recuperar.

No sé hacer una biografía de mí misma, pero creo que este conjunto de palabras definen muy bien lo que quiera que soy.

Bio Martha Carpe